viernes, 12 de diciembre de 2014

Y así comenzó Lumina Creativa

Allá por el 2010, Dan Santamaría inició la carrera de Comunicaciones (luego de haber probado otras opciones en un recinto universitario público, en la capital de San Salvador, El Salvador). Inscribió religiosamente sus cátedras a cursar durante el primer semestre y entre ellas la cátedra de Fotografía I (la mayor emoción que le causaba la inquietud de considerarse un fotógrafo profesional, por tener una cámara pocket que capturaba una que otra foto iluminada, en modo automático).
Al inicio del curso, el primer día de clase, conoció a Karine Montoya y Ronald Blandón, quienes después de un par de días, se convirtieron en excelentes amigos apasionados por la fotografía y en su afán de convertirse en profesionales, comenzaron a trabajar proyectos fotográficos juntos, entre ellos, tareas de la universidad.
De esa manera, superaron juntos sus expectativas en el ciclo I, con un buen portafolio fotográfico que les permitiría más adelante unir su talento. Llegado el momento de iniciar el ciclo II y la cátedra se convirtió en Fotografía II que exigía mayor entrega y creatividad; estamos hablando que fue durante el mes de agosto del año 2010. 
En esta ocasión, Dan y Karine eran compañeros de cátedra, bajo la excelente instructoría del Lic. Jorge Colindres, quien les apoyó de forma incondicional, para emprender el proyecto que los llevaría a realizarse como profesionales en el campo de la fotografía y los audiovisuales. La cátedra exigía como proyecto final, montar un studio fotográfico en su máxima expresión y ya que el sueño era desarrollarse en el rubro, Dan y Karine, deciden crear el studio de forma real y con propuestas reales.
Septiembre 2010, son convocados por Dan, a una estricta reunión de trabajo, Karine, Ronald y Walter, -amigo de infancia de Dan, con el que había trabajado proyectos desde hacía años atrás- y les presenta la propuesta formal de montar el studio con un capital aproximado de $0.00 dólares, pero si con muchas ideas y sueños en exceso.
Dan trabajó la propuesta del nombre del studio, un nombre fantasía que permitiera a quien lo escuche, memorizarlo de inmediato, Luz pensó, pero Luz Studio no es funcional, ¿Light Studio? Tampoco, la palabra light es muy común, poco pensada. Luego se realizó una lluvia de ideas con los elementos fotográficos: zoom, lente, diafragma, cámara, photo, entre otros.
Pero Algo seguía pasando por su cabeza, "luz", se repetía una y otra vez, entonces decide utilizar un traductor y de la traducción de la palabra "luz" en todos los idiomas, surge "LUMINA" en idioma Rumano, fue casi de inmediato el impacto, y se dijo, se llamará Lumina Studio. 
Propuesta presentada al equipo de trabajo y que fue aceptada, de inmediato se comenzó a trabajar en la línea gráfica y promocional en audio, video y fotografía. Y durante el mes de diciembre que se realizó la "Foto Feria" (como proyecto final de la cátedra) donde sería expuesto el studio por primera vez en un stand, como requisito de una nota, Lumina Studio tuvo excelente aceptación, luego desde ese momento Lumina empieza a moverse en eventos, patrocinios y proyectos.
Por razones de fuerza mayor, los cuatro elementos deciden realizar proyectos por separado, quedando al frente del proyecto "Lumina Studio" Dan Santamaría, que más adelante hace formar parte, a Edgar y Joseph, que al igual que Dan, trabajan en multitareas de la que hoy es una Boutique Creativa, conocida como "Lumina Creativa".
Nuestras historias continuarán.