miércoles, 31 de agosto de 2016

¿Cómo saber si eres un tecnoestresado?

En un mundo hiperconectado, donde a cada segundo podemos comunicarnos con quien sea sin invertir más que unos pocos segundos, la tecnología comienza a generar numerosos problemas que opacan sus beneficios. Así, el estrés y la adicción provocados por la constante interacción con dispositivos electrónicos se hacen cada vez más comunes.

El término “tecnoestrés” comenzó a emplearse en 1997, cuando Larry Rosen y Michelle Weil lo utilizaron para referirse a las adicciones generadas por la tecnología. Si bien hoy en día podemos reconocer más de una decena de problemas y enfermedades generados por la tecnología, el tecnoestrés es la más habitual.

Las facilidades ofrecidas por la tecnología deberían facilitar nuestra vida, sin embargo, la vuelven cada vez más compleja, dependiente y estresante. Esta es la idea central que guía el concepto de tecnoestrés, que aplica tanto para los adictos a la tecnología como para quienes rechazan la incorporación de la misma a sus vidas.

Si bien podría considerarse que esta enfermedad afecta a los más jóvenes, lo cierto es que se encuentra presente en todo tipo de estratos sociales, sin diferenciar por sexo, religión o edad. José María Martínez Seva, catedrático de la Universidad de Murcia, revela en su libro “Tecnoestrés” que aproximadamente un 50% de las personas entrevistadas en su estudio. Indicó que no podría vivir sin internet o sin mantenerse conectado mediante la tecnología. 

Por su parte, Intel realizó un estudio en el que concluye que el 40% de los usuarios de teléfonos móviles pasa las 24 horas del día conectado a sus dispositivos, demostrando que la adicción a la tecnología es más real de lo que se puede pensar en primera instancia.

¿Cómo saber si eres un tecnoestresado?
Existen muchas formas de verificar si la tecnología te produce algún tipo de adicción o malestar. Sin embargo, hay algunos comportamientos claves que se presentan en todos los tecnoadictos. Si tienes alguno de estos síntomas, puede que tu adicción a la tecnología sea un problema a considerar.

  • Necesitas estar conectado todo el tiempo, y cuando no puedes hacerlo por alguna razón te sientes frustrado.
  • Todas tus interacciones con tus amigos, o al menos la mayoría de ellas, se realizan mediante la tecnología.
  • Durante el tiempo libre o las vacaciones prefieres utilizar el Smartphone, la tableta o el ordenador en lugar de desconectarte y olvidar todo.
  • Si te frustra el hecho de que se agote la batería de tu móvil y debas esperar para volver a utilizarlo.
  • Si no deseas incorporar nuevas tecnologías a tu rutina, y sientes que hacerlo es más una carga que una ayuda.


¿Qué causa el tecnoestrés?
Las consultas vinculadas al estrés generado por la tecnología han aumentado un 20% en los últimos 5 años. Ansiedad, estrés depresión y frustración son los sentimientos más comunes en los tecnoadictos. Sin embargo, también puede provocar soledad o sentimiento de incompetencia.

En el mundo laboral, el tecnoestrés se presenta como uno de los problemas a resolver en los próximos años. La adicción a la tecnología, que causa distracciones y baja productividad, así como el rechazo por la misma, no tienen lugar en la oficina.


Para evitar males mayores, se recomienda intentar descansar de la tecnología y utilizarla de modo racional. Las pausas durante la jornada laboral y limitaciones para el uso del móvil en la oficina serán fundamentales para evitar que el tecnoestrés afecte a los trabajadores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario