viernes, 22 de julio de 2016

Móvil que carga a toda velocidad, One Plus 3

One Plus, quiere hacer móviles que hablen por sí mismos. No tienen presupuesto para márketing o publicidad. Todos sus esfuerzos se centran en una comunidad online que los venera como si fuesen fans de Apple o Samsung. 

Su nuevo lanzamiento, One Plus 3, anunciado y presentado días atrás, pretende incidir en sus virtudes: precio muy ajustado y características de alta gama. El nuevo modelo destaca por su acabado, así como por un sistema de carga muy rápido. Siempre que se use su cargador Dash, incluido, se consigue llenar el 60% de la batería en 30 minutos. Su capacidad total es de 3.000 mAh, algo superior a la norma habitual, lo que permite pasar un día entero lejos del enchufe.

Esta no es su única virtud. Presenta el último procesador de Qualcomm, una cámara trasera de 16 megapíxeles y una frontal de ocho, doble ranura para tarjeta SIM, chip NFC (para pagos posando el móvil sobre el terminal), pantalla de 5,5 pulgadas de alta definición. Cuenta con seis gigas de RAM y 64 de almacenamiento. Incluye también lector de huellas, un primer paso para terminar con las contraseñas usando patrones biométricos.

Estas serían las frías especificaciones, pero los detalles son lo que lo hacen especial. La cámara, por ejemplo, permite que se manejen los parámetros como si fuese un aparato autónomo: luz, ISO, velocidad de obturador… El modo de captura automático y la estabilización también proporcionan resultados notables sin demasiado esfuerzo por parte del usuario.

One Plus 3 solo se vende online.

Carl Pei, consejero delegado de la empresa resaltó algunas de estas características en un encuentro en San Francisco días antes de la presentación oficial. Como por ejemplo, lo mucho que recuerda la parte trasera a algunos modelos de HTC. “Hemos hecho un solo bloque de metal, robusto y con las mejores características. Es normal que pueda recordar a otros modelos. Al final es una pantalla, una cámara, una superficie, pero los acabados laterales están especialmente bien pulidos. O los altavoces”, dice mientras sostiene en su mano el modelo. 

El precio, siguiendo la tónica de los dos modelos anteriores, varía según la zona. Su guiño al futuro está en el sistema de venta. Han dejado atrás una de sus señas de identidad, el sistema de invitaciones para poder encargar el teléfono y han apostado por la realidad virtual. “Somos la primera tienda con realidad virtual. Una nueva experiencia para dejar claro lo mucho que nos importa este formato, pero también que estamos listos para soportar sus exigencias técnicas”, defiende. De hecho, la presentación del móvil se ha podido seguir con las gafas de Cardboard de Google y comprar directamente.

El joven directivo se siente especialmente orgulloso de la carga rápida: “Hemos cambiado por completo el adaptador para que sea el punto donde se modula la potencia y se evite que el teléfono se caliente, que es lo que suele pasar con los modelos de carga rápida. Con esta tecnología puedes ver una película mientras carga sin que vaya más lenta la carga, ni se caliente”.

One Plus 3 fue polémico por la incursión de un cable novedoso, el USB-C, que se espera sea el nuevo estándar de la industria (con la excepción de Apple). “Pensamos que es lo lógico, mantener esa apuesta y es hacia donde va todo. En poco tiempo será la norma”, defiende. La cámara es el aspecto que más destaca: “Reconoce las condiciones de luz, tiene un contraste inteligente mejor que la mayoría de funciones de alto rango dinámico (HDR en el argot) de los demás. Queremos que nadie haga una foto mala, nuestro modo automático sorprende por eso”.

El sistema operativo es una modificación de Android 6.0, Oxygen OS 3: “Hemos conseguido que el consumo de batería sea menor, pero que las aplicaciones sean compatibles”. Siempre que se use su cargador Dash, incluido, se consigue llenar el 60% de la batería en 30 minutos

Pei defiende la calidad de los componentes: “Lo que no gastamos en publicidad, promoción, tiendas físicas, márgenes para tiendas y demás, lo ponemos en poner la mejor calidad posible. Pensamos en la venta directa al consumidor porque es la única forma de mantener este nivel de calidad”.

Pretenden seguir sin vender en tiendas físicas, aunque harán algunos eventos en lugares concretos con puntos de venta temporales, las denominadas ‘pop-up’ que sirven también para poder tocar el producto sin temor a comprar online y llevarse una sorpresa.

Insiste en que para ellos la comunidad es su mejor valor para promocionarse. Saben que muchas de las ventas se dan a partir de amigos, hijos o conocidos satisfechos con el producto que se convierten en prescriptores. No dan cifras de venta de sus modelos anteriores, One Plus, One Plus 2 y One Plus X, pero sí destaca el interés que hay en España, tanto que lanza una oferta de trabajo: “Estamos buscando un gestor de comunidad, alguien que sepa escuchar, compartir y hacer de enlace entre nuestros usuarios y la firma”.

One Plus 3 salió a la venta el 14 de junio en Estados Unidos y Europa. En India y China lo hizo un día después. Pei se plantea abrirse a nuevos mercados, pero con prudencia. América Latina es uno de sus focos de interés: “Sabemos que se usa allí, pero no vendemos directamente. Estamos en un entorno muy saturado y somos prudentes”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario