viernes, 24 de junio de 2016

¿Cómo afectará el Brexit a los usuarios de Internet?

Brexit, de 'Britain exit', supondría el abandono de la Unión Europea por parte de Reino Unido si el referendo lo apoya y el Gobierno lo confirma, puesto que la votación no es vinculante. Y afectaría no sólo a Reino Unido sino también al resto del mundo, incluso países no europeos, pero ¿cómo afectaría a los usuarios de Internet? Sí, también los españoles.

Compras por Internet
El comercio online es uno de los puntos en que más se benefician los usuarios de Internet de las condiciones europeas para el 'comercio interior', en cuanto a aranceles y aduanas. La relación entre Europa y el Reino Unido, en términos de comercio, refleja que un 44% de las exportaciones británicas fueron a la Unión Europea en el último año, y evidentemente parte de ellas a España. En este sentido, el Brexit supondría asumir los costes de aduanas por la importación de productos de Reino Unido, y por tanto cualquier producto sería más caro que actualmente, en compras por Internet.

Consumo de contenidos
En cuanto al consumo de contenidos online, los organismos legisladores en Europa ya han propuesto eliminar las barreras, lo que quiere decir que próximamente se plantea permitir vídeos, por ejemplo, de cualquier otro país europeo desde ordenadores y otros dispositivos en España. Aquello de 'este vídeo no está disponible en tu país', por lo tanto, se eliminaría según los cambios legislativos propuestos por Europa, y con la salida de Gran Bretaña las licencias de distribución de los británicos no se verían afectadas por el cambio. Por tanto, los bloqueos regionales de Gran Bretaña, con el Brexit, seguirían afectando a los consumidores de contenidos online de España y el resto de países europeos.

Roaming
También se ha planteado la fecha del 'fin del roaming' tras la reciente reducción de los precios en una primera medida reformadora en el campo de las telecomunicaciones. Desde junio de 2017, en Europa se eliminarán todos los cargos adicionales con concepto de roaming y los usuarios de telefonía móvil europeos viajarán con el mismo precio a cualquiera de los estados miembros. Tras el Brexit, sin embargo, en Gran Bretaña se aplicarían costes de roaming que, no obstante, todavía se desconoce cómo se catalogarían según las 'zonas mundiales de roaming'. No obstante, encajaría que se englobe dentro de los 'países económicos' en la relación con los europeos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario