viernes, 2 de diciembre de 2016

Cojín remoto, el control remoto hecho cojín

Muy segura estoy que no solo a mí se me pierde muy frecuentemente el control remoto, ya sea entre el sofá o porque lo colocaron en otra parte mientras iban a la nevera a buscar algo para comer. El punto es que cuando quieres encender la TV, cambiarle de canal o simplemente controlar el volumen de lo que ves, no encontrar el control remoto en verdad es un dolor de cabeza.

Entonces muy seguramente te encantara la innovación del cojín remoto. Es un mando a distancia universal, integrado en un cojín de tamaño medio con unos botones enormes y relativamente esponjoso que según su fabricante responde perfectamente a las pulsaciones en los botones.

Es compatible con más de 500 modelos de televisores y equipos de audio y vídeo, funciona con dos pilas AAA y tiene incorporado un sistema de apagado automático tras 60 segundos sin uso para maximizar la duración de las baterías. La transmisión de señales se realiza mediante un LED infrarrojo situado en la cara frontal del cojín, que lógicamente deberemos orientar hacia el televisor.

Como idea para uso esporádico no está mal, aunque por supuesto no puede sustituir al mando a distancia convencional del televisor, más que nada porque le faltarían muchas de las teclas para funciones específicas.

Pero si quieres ser la sensación con tus visitas o simplemente evitarte el tedio de perder el control remoto convencional. El cojín remoto es una opción bastante buena.

¿Tú la comprarías?


Por: Karen Lemus



No hay comentarios:

Publicar un comentario